Grupo de acompañamiento en procesos de duelo

J. Montoya dice: “En ninguna otra situación como en el duelo, el dolor producido es TOTAL; es un dolor biológico (duele el cuerpo), psicológico (duele la personalidad), social (duele la sociedad y su forma de ser), familiar (duele el dolor de los otros), y espiritual (duele el alma)”.

     El duelo es un proceso emocional de adaptación a una pérdida. No hay dos personas iguales por lo que no hay dos dolientes y dos duelos iguales. Influyen ( en términos psicoanalíticos) la relación con el objeto, la función que éste cumplía para la persona doliente o  las fijaciones entre ambos. También variables como el momento vital del doliente, su historial de pérdidas, sus recursos de afrontamiento, su carácter o el apoyo social con el que cuenta. 

Desde múltiples áreas como la filosofía, la psicología, la espiritualidad, se ha abordado un tema tan universal e inherente a la vida humana. 

El duelo no es un proceso de olvido de la persona que ya no está. Es un proceso de integración amorosa del recuerdo de esa persona, un proceso de gratitud y de despedida. Es un proceso activo de reconstrucción de significado y transformación. 

Se propone un Taller de Acompañamiento donde poder aprender sobre nuestro propio duelo, con el acompañamiento y el sostén que el trabajo grupal ofrece. Donde poder entender qué nos pasa  y cómo es que nos ocurre así. Donde poder compartir nuestras vivencias y poder normalizar aquellos aspectos que van apareciendo a lo largo del proceso. 

Desde lo corporal, el pensamiento y el sentir de las emociones, podremos recogernos y transitar este proceso personal, poniendo luz donde a veces sólo somos capaces de ver oscuridad. 

Objetivos 

El objetivo global del trabajo es facilitar un duelo normal, con el objetivo de aliviar el sufrimiento, normalizar la vivencia y reducir el aislamiento. Promover y entrenar la mirada y escucha interna que nos ayude a identificar y comprender el momento que estamos atravesando. Ser capaz de recordar a la persona perdida sin un dolor intenso, y ser capaz de dirigir la energía emocional dentro de la propia vida, recuperando la capacidad de amar.

 

Objetivos específicos: 

1. Conocer las diferentes fases del duelo y sus características a nivel físico, emocional y cognitivo. 

2.  Aumentar la realidad de la pérdida. 

3. Facilitar la apertura emocional, identificando y trabajando con las principales emociones que van a aparecer en el proceso de duelo.  

4. Aprender herramientas que ayuden a superar los diferentes obstáculos para reajustarse en la vida tras la pérdida. 

5. Potenciar la mirada y la escucha interna amorosa, para poder continuar la vida y dar un lugar de significado a la persona fallecida.

¿Por qué un espacio grupal? 

El contexto de un grupo no sólo es eficaz sino que, puede ser una manera efectiva de ofrecer el apoyo emocional que la persona necesita. 

Poder compartir vivencias e intercambiar recursos a fin de poder aliviar el sufrimiento y adaptarse mejor a los cambios y retos de la nueva situación. En el grupo, las personas construyen vínculos, comparten sentimientos difíciles, normalizan su experiencia, identifican otras formas de vivir y afrontar la pérdida, y juntas descubren nuevos significados y esperanzas. Todo ello hace que el grupo de apoyo sea un espacio óptimo para reducir el aislamiento, mitigar los sentimientos difíciles, aumentar la autoestima y ganar confianza en uno mismo recuperando el sentido y control de la propia vida.

¿Cómo participar?

Comenzaremos con una sesión individual para conocernos, saber en qué momento te encuentras y conocer tus necesidades específicas de cara al taller. Tendremos 8 sesiones de 2 horas a la semana

El grupo tendrá un máximo de10 personas. 

El precio del taller es 260 € (iva incluido).

 

Para informarte de la próxima convocatoria puedes rellenar el formulario y nos ponemos en contacto contigo.

Para más información: info@espacionutopia.com o 651 330 697

Elena Morales: "Cada persona es única y cada una transita su pérdida de distintas maneras. El duelo implica un proceso activo de reconstrucción de nuestro propio mundo y nuestra propia identidad, que requiere un acompañamiento desde la presencia, el respeto, y la escucha.”

© 2018 nutopía                                                                                                                   infórmate en el  630126284